Blog Articles

Nueva normalidad: Enseñanza presencial con Labster

Enseñar con Labster
tecnología de la educación
aprendizaje activo

Ha pasado un año desde que las escuelas cerraron. Se cree que las aulas volverán a abrirse pronto, pero no sin incertidumbre. Los docentes tienen muchas preguntas. ¿Cómo será la enseñanza presencial después de tanto tiempo? ¿Podré impartir mis clases igual que antes de la pandemia? ¿O acaso la experiencia virtual habrá modificado para siempre mis métodos y herramientas de enseñanza?

Recientemente encuestamos a más de 900 docentes de educación media y superior para ver qué opinan de la enseñanza con Labster pos-pandemia. Si quiere saber qué piensan sus colegas sobre la “nueva normalidad” pos-COVID y cómo planean incluir laboratorios virtuales en sus clases, descarguelos resultados de nuestra encuesta.

Descargar los resultados de la encuesta

Siga haciendo lo que le funcione mejor

No hay duda que fue difícil pasar a la enseñanza en línea de la noche a la mañana. Sin embargo, muchos docentes han descubierto que algunas herramientas virtuales mejoran el aprendizaje de sus alumnos.

ExComms Tech BioLab 3000px 120dpi-4-945x630

El Dr. Donald Wlodkowic llegó a Labster por primera vez durante el confinamiento, mientras buscaba algo con lo que sustituir los experimentos de laboratorio. Al poco tiempo, se dio cuenta de que sus estudiantes no solo estaban aprendiendo, sino que estaban motivados con las simulaciones de Labster, de modo que decidió seguir usándolas como un complemento a sus clases.

“Cuando se pase la pandemia, pienso seguir utilizando Labster como ejercicio preparatorio o de repaso para las prácticas presenciales de laboratorio”, dice Wlodkowic, profesor asociado de Biología Celular y Toxicología en la Facultad de Ciencias de la Universidad RMIT.

“En las prácticas presenciales de laboratorio, nuestros recursos son limitados, al igual que nuestra capacidad de enseñar las técnicas más modernas, pues de lo contrario el coste sería prohibitivo”, continúa Wlodkowic. “Con Labster, puedo enseñar técnicas como la citometría de flujo, el ELISA o el Western blot incluso a estudiantes de primer o segundo año. Además, Labster tiene contenidos teóricos que encajan perfectamente en mis clases de biología celular y bioquímica”.

●        - Amber Kool,

Facultad de Enfermería de Arizona

●        - Therese Uiacke-Lowe,
Universidad Colegio Cork

Amber-Kool-Arizona-College-of-Nursing-bg.pngTherese-Uniacke-Lowe.jpg

Amber Kool y Therese Uniacke-Lowe piensan seguir enseñando con Labster después de la pandemia. “Labster no es un sustituto, y quiero enfatizar bien esto. Cuando pase el COVID, lo usaremos tanto para el aprendizaje presencial como para el remoto”, afirma Uniacke-Lowe. “Labster es otra herramienta para ayudar a los estudiantes a entender”, opina Kool.

Refuerza el aprendizaje presencial con Labster

Labster le puede ayudar a dar un enfoque práctico a los conceptos y las técnicas que enseña. Amber Kool, directora de Plan de Estudios y Docencia del Arizona College of Nursing, se decidió por Labster mientras buscaba una alternativa al laboratorio experimental durante la pandemia. Un año después, se ha dado cuenta de que Labster “no es un simple sustituto, sino otra herramienta para ayudar a los estudiantes a entender”.

“Si vamos a volver al aprendizaje presencial, donde exponemos a los alumnos a una idea, reforzar esa idea de otro modo hará que la integren mucho mejor en su cerebro”, afirma Kool. Esta directora nos cuenta que tiene pensado combinar los laboratorios virtuales y otras herramientas de aprendizaje digitales con la enseñanza presencial. “Por ejemplo, los estudiantes pueden hacer un laboratorio virtual, luego leer algo al respecto, seguir con un vídeo, pasar a resolver dudas con el profesor…”. 

Ayuda y guía a tus estudiantes

Si tus estudiantes se ponen directamente con una simulación, puedes ir dándoles clase a la vez, haciéndoles preguntas de investigación que les hagan explorar y aplicar los conceptos más complejos.

Give-Yourself-More-Time-to-Teach

“Puedes presentarles los conceptos en el laboratorio virtual, explicárselos y luego reforzarlos cuando estéis en el laboratorio presencial. Ahora te puedes centrar en ‘¿has entendido bien cómo se hace?’ ‘¿Te has equivocado en algo que hay que solucionar?’ Es el momento de practicar y adquirir nuevas destrezas. Luego podremos pasar a ‘¿Por qué has hecho eso?’”

“El profesor o profesora se convierte en algo parecido a un mentor, un guía. La responsabilidad de aprender recae en el alumno”, explica Kool.

Dales a tus alumnos tiempo para reflexionar

Una práctica de laboratorio tradicional siempre tiene un límite de tiempo. La mayoría tienen que cuadrarse en un hueco de tres horas en la universidad o en una clase de 45-50 minutos en el instituto. En cambio, los estudiantes pueden completar la mayoría de las simulaciones de Labster en menos de una hora (normalmente, en 10-20 minutos).

Si te gustan las clases invertidas (“flipped classrooms”), puedes usar Labster para que tus estudiantes interaccionen con el experimento y aprovechar tu tiempo presencial con ellos para que te hagan preguntas. Al hacerlo a la vez, puedes reforzar conceptos o ayudarlos con las dudas que tengan.

 

Ayuda a tus estudiantes a visualizar la ciencia y a superar sus lagunas

Todos los alumnos comienzan el curso con lagunas de conocimiento que se han acumulado a lo largo de su vida académica. Y todos los docentes empiezan el curso sin saber qué lagunas son esas. Labster te ayuda a solventarlas.

Motivation-pre post-Help-Students-Catch-Up-768x464

El apoyo visual que brinda Labster ayuda a los estudiantes a entender conceptos clave y a experimentar de primera mano momentos “eureka”. Esta plataforma hace que el alumnado pueda visualizar ideas muy abstractas en un entorno 3D interactivo. Las animaciones muestran fenómenos invisibles o muy difíciles de ver de una forma que deja claro (y explica) lo que está sucediendo.

Amber Kool ha recogido datos sobre el impacto de Labster en la implicación y el aprendizaje de sus estudiantes. “Las encuestas que han rellenado mis alumnos están llenas de frases muy reveladoras, en las que dicen que les encantan los laboratorios virtuales, la interacción que permiten y lo informativos que son”, declara.

Consigue más datos sobre el rendimiento de tus alumnos

Como docente, con el LMS podrás ver los resultados de tus estudiantes en el panel de control del instructor. Los datos del panel te mostrarán qué preguntas han fallado, cuántos intentos han hecho y cuánto tiempo han pasado en la simulación. Esta información de Labster te permitirá repasar las áreas en las que tus alumnos experimentan dificultades.

Dales a tus estudiantes respuestas instantáneas

Cuando los alumnos entienden qué están haciendo bien o mal, su aprendizaje siempre mejora. Con Labster, saben en el momento si han contestado correctamente a una pregunta de cuestionario, pues reciben una puntuación automática. Pueden responder de nuevo a la pregunta tras consultar las páginas de teoría de Labster u otros materiales de clase. Por supuesto, también pueden recurrir a ti directamente.

 

Hortonville-SD-High-School-Biology-Class-Using-Labster-1-768x576

Deja que tus alumnos aprendan de sus errores (sin riesgos)

Antes de pasar al laboratorio real, los estudiantes pueden manipular instrumentos y experimentar desde la seguridad del laboratorio virtual de Labster.

“Usamos una simulación de Labster para el método Kjeldahl. Es una técnica muy desagradable y no dejamos que los alumnos la hagan en persona”, comenta la Dra. Therese Uniacke-Lowe, de la Facultad  de Ciencias de los Alimentos y de la Nutrición de la Universidad Colegio de Cork. “De esta forma, les enseñamos los instrumentos, pero en realidad aprenden a realizar bien la técnica usando la simulación”.

El objetivo de Labster es que, cuando tus estudiantes estén delante de una mesa de laboratorio real y tengan que coger una pipeta, entiendan qué tienen que hacer, la importancia del experimento y sean conscientes de los riesgos y de las prácticas de seguridad.

 

Learning-from-Mistakes-with-Labster-2

Asegúrate de que tu laboratorio sea accesible e inclusivo

Labster proporciona una experiencia inclusiva y accesible a todo el mundo, incluyendo a estudiantes con discapacidad que suelen enfrentarse a numerosos obstáculos cuando trabajan en un laboratorio real. Muchas de nuestras simulaciones se pueden realizar en su totalidad con navegación por teclado y lector de pantalla, además de ser completamente accesibles para alumnos con daltonismo. Puedes consultar nuestra creciente lista de laboratorios virtuales accesibles WCAG 2.0 de nivel AA enhttps://www.labster.com/accessibility/.

 

Reflexiones finales

Muchos docentes nos cuentan que combinar Labster con métodos de enseñanza presencial les está dando muy buenos resultados con los alumnos. Estas experiencias positivas están respaldadas porinvestigaciones revisadas por expertos, que revelan que los estudiantes que cuentan tanto con un profesor como con Labster sacan un 101 % más de puntuación en las evaluaciones. Si te interesa saber más sobre cómo tus colegas están integrando Labster en sus clases a medida que retomamos la enseñanza presencial,ponte en contacto con nuestro equipo.