Blog Articles

Enseñar más allá del presupuesto del laboratorio: cómo están ampliando los laboratorios virtuales la educación científica

Enseñar con Labster
aprendizaje activo
tecnología de la educación

Los laboratorios virtuales están consiguiendo que las experiencias de laboratorio más punteras sean accesibles a todos los estudiantes 

La enseñanza de las ciencias siempre ha conllevado un gasto elevado en lo que se refiere a ofrecer experiencia en el laboratorio y trabajo de campo a los estudiantes. Por desgracia, a menudo los educadores se ven obligados a sacrificar ciertas cosas cuando se trata de aprendizaje experimental, ya sea por los costes de los equipos o por las limitaciones referentes al tiempo y al acceso a entornos de laboratorio de última generación. El sacrificio es aún mayor si tenemos en cuenta que el aprendizaje experimental aumenta las tasas de graduación en STEM en un 23 %.

En una época en la que a los educadores de STEM se les pide a menudo que consigan más con menos recursos, los laboratorios virtuales ofrecen la oportunidad de igualar el aprendizaje experimental entre escuelas secundarias y universidades. Las simulaciones científicas amplían el acceso a los entornos virtuales interactivos, donde los estudiantes pueden experimentar en sofisticados entornos de laboratorio que antes resultaban prohibitivos.

Los laboratorios virtuales van más allá de los límites de presupuesto y espacio

El cambio global hacia los modelos de aprendizaje híbridos (modelos que mezclan estrategias de aprendizaje digitales y presenciales) ha traído consigo una nueva era de digitalización, marcada por la amplia adopción de la tecnología del laboratorio virtual inmersivo. 

«No puedo hacer un laboratorio de microbiología al nivel que pueden hacerlo [los laboratorios virtuales]", dice Emily Dehoff, que enseña bioquímica en el North County Career Center, en Vermont. "No tengo el equipo. [Los laboratorios virtuales] nos permiten hacer laboratorios que llevarían días y se hacen en 30 minutos».

El Dr. Karlheinz Trebesius utiliza simulaciones científicas en su programa de Bioingeniería de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Múnich, donde ha podido ampliar su laboratorio de manera virtual. «[Los laboratorios virtuales] permiten realizar experimentos que no podemos llevar a cabo en el laboratorio porque carecemos del equipo. Por tanto, dispones de un rango mucho más amplio de cosas que puedes hacer», explica Trebsesius.

Reimaginar lo que es posible en un futuro de aprendizaje híbrido

Al proporcionar a los docentes acceso a bibliotecas de simulaciones científicas, las instituciones están reimaginando los límites de lo que pueden ofrecer a los estudiantes.

  • Los laboratorios virtuales cuestan menos que los equipos de laboratorio. Los laboratorios virtuales no solo amplían el rango de equipos que puede permitirse una universidad, sino que permiten a cada estudiante tener su propio laboratorio y explorar temas que, de otro modo, habrían requerido cambios drásticos en los presupuestos de los departamentos.

  • Los laboratorios de prácticas reducen las costosas interrupciones y el despilfarro. Comprar equipos de laboratorio es tan importante como conservarlos. Las prácticas en laboratorios virtuales ayudan a los educadores a entrenar habilidades decisivas para el laboratorio fuera del laboratorio, y a preparar a los estudiantes por adelantado, reduciendo la posibilidad de que se desperdicien los materiales y las costosas averías.

  • Los pre-laboratorios maximizan el tiempo crítico en el laboratorio. El acceso al laboratorio puede ser complicado y costoso cuando las instituciones tienen multitud de estudiantes, pero disponen de unas instalaciones limitadas. Cada hora cuenta en el laboratorio, y los laboratorios virtuales están proporcionando a los educadores herramientas fundamentales para cubrir las carencias relacionadas con las habilidades por anticipado, de modo que se aproveche al máximo el (costoso) tiempo del que se dispone.

Además de recrear entornos reales de laboratorio, las simulaciones transportan a los estudiantes a lugares a los que los laboratorios no pueden, como el ámbito de la cuántica o la superficie de Marte. Los entornos virtuales van más allá de la formación de habilidades, ya que ayudan a los estudiantes a visualizar e interactuar con la teoría abstracta de una manera nueva y profunda. El aprendizaje digital también abre nuevas puertas al seguimiento de los alumnos, lo que supone que los educadores pueden obtener información precisa sobre aquellos puntos en los que los alumnos tienen dificultades y donde necesitan más ayuda.

«Labster es rentable, fácil de usar y se obtienen mejores resultados», dice Cord Carter, que enseña química en la Universidad Fisk de Carolina del Norte. Carter no solo ha ampliado su curso, sino que el formato interactivo de los laboratorios virtuales ha generado una mayor participación y entusiasmo en sus alumnos. «Me encanta que mis alumnos les digan a sus amigos: «Oye, tienes que hacer este curso».

Acerca de Labster: Labster ofrece laboratorios de ciencias virtuales e interactivos en 3D que hacen que la ciencia cobre vida. Labster ayuda a los estudiantes a visualizar la teoría, a acceder a entornos de laboratorio de última generación y a llevar su aprendizaje más allá del aula, desde el ámbito de la cuántica hasta la superficie de Marte. Amplía tu plan de estudios, céntrate en las necesidades de aprendizaje de tus estudiantes y fomenta el dominio de los contenidos para preparar a la próxima generación de científicos.

Programa una demostración